martes, 15 de mayo de 2018

SERIGRAFÍA: Revelado de bastidores

Insolación y Revelado de Pantallas



Hola, amigos, en esta ocasión les detallaremos paso a paso cómo revelar sus bastidores o pantallas, pero antes de eso les explicaremos:

¿A qué nos referimos con Insolación?
Insolación, en el revelado, es la exposición de las pantallas a la luz lo que hará reaccionar a la emulsión previamente aplicada sobre la malla y nos permitirá grabar nuestros diseños en nuestros bastidores.
Pero debes saber que previo a la insolación debemos primero emulsionar, secar y modelar nuestras pantallas para recién pasar a insolar. 
Te informamos o recordamos que la emulsión que necesitamos usar es un material altamente fotosensible, así que debes estar todo el tiempo bajo luz tenue para evitar que se vele. Esta precaución debes tomarla en cuenta desde la mezcla o preparación de tu emulsión. 

Ahora sí, pasamos a explicarte cada paso del revelado:

  • Emulsionado: Para empezar con el emulsionado de nuestras pantallas debemos asegurarnos de que éstas estén totalmente limpias, secas y libres de pelos y polvo que no afecten el revelado de nuestros dibujos. Así que una vez que nos hayamos asegurado de ello pasamos a emulsionar nuestras pantallas.

Cuadro con malla totalmente limpia y seca.
Recuerden que para emulsionar, es preferible usar emulsiones al diazo o ecológicas y no las de base a bicromato ya que son muy perjudiciales para la salud y el medio ambiente. 
Entonces, una vez adquirida nuestra emulsión, hacemos el preparado de la misma. El preparado puede variar según el tipo de emulsión que hayan adquirido. Pueden consultar con su proveedor para realizar la mezcla o seguir las indicaciones de su envase. Una vez lista la emulsión, cogemos una espátula (sin filo), una de nuestras racletas o cualquier instrumento que nos sirva para aplicar la emulsión de forma pareja y uniforme sobre nuestra malla tal y como se muestra en la foto:

Aplicación de emulsión sobre malla. Asegurarse de que
sea parejo y uniforme. Hacerlo siempre bajo luz tenue.

  • Secado: Una vez que aplicamos una buena capa de emulsión sobre nuestro cuadro, pasamos al secado. Aquí podemos usar una secadora de pelo o ventilador para acelerar el secado y asegurarnos de que la emulsión quede totalmente seca y no se caiga durante el revelado. 

Para asegurarte de que está totalmente seca, puedes tocar los filos de la emulsión en tu cuadro, procurando no tocar el área donde calzarás el dibujo para que no estropees tu revelado.


  • Pegado de fotolito: Luego de haber secado bien la emulsión, pasamos a pegar nuestro fotolito en la pantalla. Para ello usaremos cinta adhesiva transparente y no de color o masking tape ya que eso impediría el paso de la luz en esa área y la emulsión también caería de ese lado. 
Continuando, nos aseguramos de colocar los fotolitos en la dirección correcta, principalmente cuando tenemos letras, ya que la tinta pasa por el otro lado de la malla, así que debemos colocar las películas a modo espejo. 


Una vez hecho ésto, pasamos a la insolación y es cuando por fin podemos y debemos exponer nuestros bastidores a la luz. Puedes usar la luz solar, un reflector o una mesa o caja de insolado. 

En nuestro caso, nosotros usamos una caja de revelado de 120 x 80 cm, con 5 fluorescentes de 40W cada uno. Usamos un vidrio templado en la superficie de nuestra caja que pueda soportar el peso y calor y le damos de 20 a 40 segundos de insolación a las películas dependiendo del tipo de diseño, es decir, más tiempo a los dibujos planos y menos tiempo a las tramas o puntos.

  • Insolado: Siguiendo, el insolado consiste en dos fases: La primera es el modelado de nuestra pantalla que consiste en colocar la pantalla sobre el vidrio de la caja. Entonces ponemos nuestra pantalla con la malla tocando el vidrio. Del mismo modo que si la insolas al sol o a un reflector, siempre debes colocar la malla hacia la luz. En este caso, usando una caja insoladora, colocamos la pantalla mirando hacia los fluorescentes.  Luego, colocamos una tela o cartulina negra del otro lado de nuestro bastidora. Esto lo hacemos para evitar que ese otro lado de la malla también se vele. Para finalizar con el modelado, colocamos peso sobre nuestro bastidor para fijar aún más la mica a la malla y evitar que la luz se filtre por el espacio entre ellas. Para ello puedes usar una bolsa de arena, ladrillos o bloques. Debes asegurarte de que el peso esté bien distribuido y parejo para que el revelado sea uniforme.

Una vez más te recordamos que todo lo mencionado debes hacerlo bajo luz tenue. No encendemos la caja de revelado, sino hasta haber fijado bien el peso.
La segunda fase de este paso es el insolado propiamente dicho. Aquí ya puedes encender tu caja insoladora o reflector. En cuanto al tiempo de insolación, debes saber que no existe una fórmula exacta. Así que si no te sale bien en las primeras pruebas, no te sientas mal. Todo varía y depende mucho de la cantidad de watts que uses, la distancia entre pantalla y luz y el peso que hayas puesto. Sin embargo, como mencionamos arriba, nosotros solemos usar de 20 a 40 segundos según el tipo de diseño (planos o tramas).



  • Revelado: Revelar la pantalla es el proceso posterior al insolado. Consiste en lavar la pantalla con agua para así dejar caer o desprender la emulsión de la malla en las zonas del dibujo y así queden libres y la tinta pase sin problema alguno.
Debes saber que este último paso cuenta también con fases. Te las contamos a continuación:
1) Dejas remojar tu cuadro en agua sola por un promedio de 5 minutos. Debes asegurarte de que el cuadro esté totalmente sumergido en ella y que ambas caras estén bajo el agua..
2) A continuación procedes a tirarle agua directamente a la malla, principalmente en las zonas del dibujo. Este paso lo puedes hacer con pulverizador, regadera, manguera o hidrolavadora, la cuestión es que uses cierta potencia para conseguir que la emulsión se desprenda.
3) Puedes ayudarte de una esponja si te es necesario, pero con la fuerza y presión de una manguera o, mejor aún, una regadera te basta. 

4) Una vez que la emulsión haya caído en las zonas del dibujo debes asegurarte de que los puntos o líneas más finas hayan quedado limpias. Para ello colocas la pantalla a trasluz. En caso de estar tapadas, insistir sólo en esas zonas frotando primero por detrás y levemente por delante.

5) Cuando te hayas asegurado de que el revelado de tu cuadro es idéntico a la impresión de tu transparencia, ya estás listo para estampar. Para pasar a ese otro proceso, debes secar bien tu bastidor. Ésto lo puedes hacer al sol y usar papel periódico sobre tu malla.
Otras forma de Insolar:
Antes de la caja insoladora se utilizaban otras alternativas para insolar una pantalla, tales como:
– Exposición al sol: La emulsión es un compuesto sensible a la luz solar. Al exponerla al sol, los rayos actúan sobre las zonas libres y neutralizan la emulsión adquiriendo un tono más oscuro, mientras que la parte oculta tras el fotolito (aquí la importancia que el fotolito esté impreso lo más oscuro posible) no queda expuesta al sol y al revelar la pantalla se cae liberando la tela por donde atravesará la tinta.
Aún puedes insolar tus bastidores al sol. Solo asegúrate de pegar bien tus fotolitos a la malla, evita las sombras sobre tu cuadro y dale tiempo suficiente de 20 a 40 minutos.

– Luz directa sin cajón: Podemos insolar la pantalla aplicando luz con un foco desde arriba. Es aconsejable utilizar un foco de jardín de 500 W (luz blanca), fijándolo de manera que quede a una distancia mínima de 40 cm. entre él y la mesa donde colocaremos la pantalla a insolar. Es importante fijar el foco lo más recto posible, para que la luz incida directamente sobre la pantalla. El proceso de insolado es sencillo, se coloca la pantalla centrándola con respecto al foco y se le aplica luz. El tiempo de insolado dependerá de la distancia entre el foco y la pantalla.
El problema de insolar sin cajón, es que la luz puede rebotar en cualquier parte de la habitación, generando más intensidad en unas zonas que en otras afectando a la insolación. Por otro lado como nada delimita a la luz, ésta se extiende por toda la habitación en lugar de ir dirigida a la pantalla, haciendo más difícil el cálculo para una insolación correcta.


Esto es todo lo que necesitan saber para revelar sus pantallas. Si están interesados en otros temas más de la serigrafía pueden buscarlos en la web y revisar nuestros otros artículos. Esperamos haya sido de su ayuda y si tienen más dudas o consultas, no duden enviarnos un mensaje o usar los comentarios.

Hasta otro post, amigos!


revelado - serigrafia - insolar - pantallas - bastidores - fotolitos